Última hora
¿El futuro se hipoteca por pan? La lectura que nadie admite sobre el ascenso de la ultraderecha en ItaliaUn general de La Sexta, A3 o El Mundo acusa a «los rojos» de la destrucción de GernikaDel colonialismo al clasismo y racismo: ¿por qué soportar a las familias reales?El impactante crecimiento de la extrema derecha en Europa (y el origen de su ‘asalto’ a las instituciones)La macabra (e interminable) relación entre la OTAN y la ultraderecha del Ejército español

¿El futuro se hipoteca por pan? La lectura que nadie admite sobre el ascenso de la ultraderecha en Italia

En estos momentos, no son pocos los que se preguntan por qué Europa se está escorando a la ultraderecha y qué se puede hacer para detener o revertir el movimiento. Y el problema no son las respuestas, el problema es la respuesta. La respuesta que no queremos leer ni comprender.

Fíjense, hoy en el diario El País, Enric González achacaba el triunfo de la ultraderecha a la desconfianza de la sociedad, lo que le hace consumir líderes políticos con ansiedad. Una versión que reparte las culpas entre la ciudadanía y los partidos políticos. Concita de Gregorio Borràs, en el mismo diario, culpaba a la clase política italiana de izquierdas por no hacer política y entregarse a la tecnocracia. En ambos casos, concluyen lo mismo: los italianos han votado ultraderecha por probar. Menos mal que Hitler no se presenta a unas elecciones en Alemania, porque Giorgia Meloni es una reconocida admiradora de Mussolini. Así está el patio.

Sin embargo, dando por cierto los anteriores y muchos otros argumentos, es muy probable que todo sea más sencillo de lo que muchas veces cavilamos. Creo que, al final, los italianos, como casi todos, son —somos— mucho más primarios de lo que muchos pretenden.

Seres primarios 

Porque, al final, según mi experiencia, todo se reduce a lo mismo: el pan. Los italianos —como nosotros— están dispuestos a pasar por muchas cosas, pero que nadie les quite el pan.

Al ciudadano medio le importa un carajo… sigue leyendo aquí


Hazte mecenas en luisgonzalosegura.es/mecenazgo y ayúdanos a seguir! Tu mecenazgo es vital para poder seguir.

· Me puedes seguir en mi canal en Youtube (https://www.youtube.com/channel/UCuuwDJNwmb5i5IriEL0cNrQ).

· Y también en Facebook (https://www.facebook.com/luisgonzalosegura), Twitch (https://www.twitch.tv/luisgonzalosegura) o Telegram (https://t.me/s/extenientesegura).

DIFUNDE 🙏🙏🙏

Un general de La Sexta, A3 o El Mundo acusa a «los rojos» de la destrucción de Gernika

El general Rafael Dávila junto a Iñaki López y Cristina Pardo en el programa ‘Más Vale Tarde’ de La Sexta.

Tenía que pasar y ha pasado. Cuando hace solo unos días, de súbito, me pareció ver al general Rafael Dávila Álvarez por todos los sitios no daba crédito, aunque tal y como están los medios de comunicación en España todo es posible. Supongo que, para Iñaki López o Cristina Pardo, que le entrevistaron en ‘Más Vale Tarde’, uno de los primeros programas que me censuró —cuando lo presentaba Mamen Mendizábal—, el asunto es uno más de los que hay comerse para no inmolarse y seguir siendo un Antonio Maestre de la vida. Pero, con todo, ¿cómo es posible que un general que atribuye la destrucción de Gernika a «los rojos», entre muchas otras barbaridades ultraderechistas, haya colaborado en tal cantidad de televisiones y diarios españoles?

De general ultraderechista a estrella mediática

El general Dávila ha aparecido en multitud de medios españoles como La Sexta, Antena 3, diario 20 Minutos, El Confidencial y El Mundo —no obstante, ‘La Esfera de los Libros’ es la editorial que ha publicado su obra negacionista de la Guerra Civil—. Solo en los últimos días sus análisis pueden encontrarse en La Sexta, Antena 3 y 20 Minutos: «No nos engañemos, esto es una guerra entre Estados Unidos y Rusia», en 20 Minutos el 18 de septiembre; «El análisis del general Rafael Dávila sobre la estrategia de Putin en la guerra de Ucrania: “Puede ocurrir cualquier cosa”», en Antena 3 el 22 de septiembre o «Las razones por las que el exgeneral Rafael Dávila cifra en un 8,5 sobre 10 su preocupación sobre la guerra en Ucrania», en La Sexta, en el programa ‘Más Vale Tarde’ de Iñaki López y Cristina Pardo el 23 de septiembre.

Y ello, a pesar de los análisis realizados en marzo, que hablan por sí mismos: en las primeras semanas de la guerra, el general Dávila aseveró, el 12 de marzo en El Confidencial, que «No es verdad que Rusia esté cometiendo errores militares en Ucrania» y unos días más tarde, el 18 de marzo, afirmó, en el diario El Mundo, que «Putin ha perdido la batalla de la libertad, pero está ganando la guerra».

Pero ¿quién es el general Dávila?

El general Rafael Dávila Álvarez es hijo del general franquista del mismo apellido y nieto del general sublevado que combatió junto a Franco contra la democracia durante la Guerra de España (1936-1939) en el frente del norte. Un general de marcada ideología ultraderechista y con amistades neonazis que se opone a la revisión histórica de lo acontecido durante la dictadura franquista y que se muestra, de forma abierta, negacionista en cuanto al bombardeo y la destrucción de Gernika el 27 de abril de 1937. Según su concienzudo estudio, el bombardeo fue obra de la aviación italiana y alemana en contra de la voluntad de la cúpula militar franquista, incluso de su consternación, pero la mayoría de la destrucción no fue obra de las bombas de los nazis alemanes o los fascistas italianos, sino de «los rojos». Este es el nivel para ser analista en La Sexta y Antena 3 y sentarte con Iñaki López o Cristina Pardo. Grave, especialmente, lo de Iñaki, nacido en Vizcaya. Pero supongo que mientras paguen —y Ferreras paga bien, al menos a los que están arriba—, todo vale.

Gernika no fue destruida por los bombardeos nazis o fascistas, sino… por los rojos

Según el reciente libro publicado por el general Dávila y denominado «La Guerra Civil en el Norte», los bombardeos de Gernika no solo se produjeron en contra de la cúpula militar franquista, ya que afirma que fue obra de los fascistas italianos y los nazis alemanes contra las órdenes franquistas, sino que culpa a «los rojos» de la mayoría de la destrucción de Gernika y de otras ciudades vascas.

Inicialmente, afirma:

Comenta el general Solchaga que las casas que arden, es gran casualidad, son de gente de derechas… Todos tenemos un disgusto grande —escribe el general Solchaga— con la destrucción de Guernica; no conducía nada más que ayudar a la propaganda roja…

Después, asevera que los italianos y alemanes bombardearon por su cuenta:

El día 28 la aviación avisa de que Guernica está destruida. Mola monta de nuevo en cólera y da la orden de que se averigüe qué es lo ocurrido y quién ha dado la orden de bombardear. Cree que ha sido obra de los aviadores italianos.

Le explican que ha sido la aviación (italiana y alemana), que sin orden la han bombardeado…

Página 257 del libro de Rafael Dávila Álvarez «La Guerra Civil en el frente Norte».

Y, para finalizar, culpabiliza a «los rojos» de la destrucción de Gernika:

A primeras horas de la tarde del día 30 la 4. a Brigada ocupa Guernica, que es un montón de escombros. Hablan con los supervivientes, que coinciden en que después del bombardeo quedaban casi todos los edificios en pie, posteriormente empezaron los incendios y se oyeron muchas explosiones. Indudablemente, comentan, fueron incendiando y robando, como en Irún, los propios rojos.

Página 258 del libro de Rafael Dávila Álvarez «La Guerra Civil en el frente Norte».

Esta versión ha sido desmontada por múltiples historiadores, pero también lo fue en su momento por los que vivieron tamaña barbaridad. George Steer escribió en The Times el 6 de mayo de 1937: «La declaración publicada por Salamanca según la cual Guernica ha sido destruida por los rojos es absolutamente falsa. Personalmente hablé con más de 20 refugiados de Guernica en los alrededores de la ciudad la noche de la destrucción. Excepción hecha del número de aviones que la bombardearon, todas las declaraciones coinciden en todos sus detalles.»

Es tan repugnante que se puedan publicar libros negacionistas en España y que medios como La Sexta, Antena 3, El Mundo, El Confidencial o 20 Minutos otorguen la condición de experto y analista a sujetos de esta calaña, que ello permite comprender la razón por la que ello es un delito en Alemania. Y también, cómo de serio es el problema ultraderechista en España y sus Fuerzas Armadas.

La carta a Manuela Carmena

Sin embargo, para catalogar al general Dávila no hacía falta leer su obra, bastaba con revisar la hemeroteca. Fue en diciembre de 2015 cuando escribió una carta abierta a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, para quejarse por la retirada del nombre de su abuelo del callejero de Madrid. Lógico, si fueron «los rojos» los que destruyeron Guernica e Irún y su abuelo no se enteraba ni del Nodo mientras los nazis alemanes y los fascistas italianos cometían sus barbaridades, ¿por qué retirarle del callejero?

Como decía, un tipo como este, en Alemania, no es que no hubiera llegado a general, que por supuesto que no, es que estaría en prisión por su negacionismo. Pero aquí ‘La Esfera de los Libros’ le publica su panfleto negacionista y medios como La Sexta, Antena 3, El Confidencial, El Mundo o 20 Minutos le tienen por analista serio. Y eso que en marzo dijo estupideces sobre la guerra de Ucrania que no había por donde sostenerlas. Y no se han sostenido.

Y más sombras: neonazismo e impunidad del acoso sexual

Pero no se vayan porque hay más. El general Dávila promocionó en su blog a una hermandad legionaria dirigida por Joachim Fiebelkorn, un neonazi que tuvo relaciones con Klaus Barbi, nazi conocido como el ‘Carnicero de Lyon’. A Barbi y los suyos se le atribuyen el envío de más de siete mil personas a campos de concentración, el asesinato de más de cuatro mil personas y el arresto y asesinato de casi quince mil combatientes de la Resistencia francesa. A finales de los años 1980 fue juzgado en Francia y condenado a cadena perpetua, aunque solo por las deportaciones, pues los crímenes de guerra habían prescrito. Fiebelkorn, como muchos nazis y neonazis, terminó en la Legión española y ahora comparte mesa y mantel con gran cantidad de mandos militares de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil. Solo hay que visitar su página de Facebook. Da miedo, eso sí.

Por si no fuera suficiente, el general Dávila aparece también en el ensayo que escribí sobre el acoso sexual a la mujer en el Ejército —En la guarida de la bestia—, pues era el mando militar que dirigía la unidad en la que se produjo la primera denuncia de violación en el Ejército español. Y lo resolvió como no podía ser de otra forma: le regaló un ramo de rosas a la afectada después de que la unidad hiciera todo lo posible por silenciar el caso. Por desgracia, y como suele ser habitual, el denunciado quedó indemne, pero al general Dávila, entonces coronel, no se le puede negar que fue todo un caballero. Un caballero tibio con el acoso sexual, franquista, negacionista de la destrucción de Gernika o Irún, contrario a la Memoria Democrática o altavoz de neonazis y ultraderechistas. Pero todo un caballero. Un caballero y un reputado analista militar mediático. Es España.


Hazte mecenas en luisgonzalosegura.es/mecenazgo y ayúdanos a seguir! Tu mecenazgo es vital para poder seguir.

· Me puedes seguir en mi canal en Youtube (https://www.youtube.com/channel/UCuuwDJNwmb5i5IriEL0cNrQ).

· Y también en Facebook (https://www.facebook.com/luisgonzalosegura), Twitch (https://www.twitch.tv/luisgonzalosegura) o Telegram (https://t.me/s/extenientesegura).

DIFUNDE 🙏🙏🙏

Del colonialismo al clasismo y racismo: ¿por qué soportar a las familias reales?

Después de esperar siete décadas para reinar, le bastaron solo diez minutos a Carlos III del Reino Unido para generar la primera polémica. En la Proclamación de Adhesión, el recién nombrado monarca exhibió varios gestos despectivos hacia su asistente a resultas de una bandeja de bolígrafos presente en el escritorio. Le molestaba. Le molestaba mucho. De inmediato, las redes ardieron con los fotogramas de Carlos III gesticulando con las manos y enseñando los dientes, cual bestia que se muestra enojada, por un asunto tan menor como ridículo. Por supuesto, fue carne de ‘meme’.

Sigue leyendo aquí.


Recuerda que puedes seguir ‘Un café al frente’ en directo a las 21:00 horas, de lunes a jueves en Twitter, Facebook, Twitch o Youtube; y los sábados, también a las 21:00 horas. Pero no solo puedes vernos en directo, sino que los videos estarán para cuando quieras 😉

¡Hazte mecenas en luisgonzalosegura.es/mecenazgo y ayúdanos a seguir!

Y, si te apetece, sígueme en Youtube (https://www.youtube.com/channel/UCuuwDJNwmb5i5IriEL0cNrQ), Facebook (https://www.facebook.com/luisgonzalosegura), Twitch (https://www.twitch.tv/luisgonzalosegura) o Telegram (https://t.me/s/extenientesegura).

DIFUNDE 🙏🙏🙏

La macabra (e interminable) relación entre la OTAN y la ultraderecha del Ejército español

Margarita Robles, ministra de Defensa española

El Ejército español está tan atestado de ultraderechistas que, incluso, un inofensivo vídeo promocional —con la OTAN de por medio— termina por convertirse en una prueba de cargo irrefutable sobre su propia naturaleza. Así, cuando la Armada española fue requerida por la OTAN para enviar un vídeo con el que humanizar la labor de sus militares consideró de lo más natural que el protagonista fuera el teniente de navío Juan Chicharro Sánchez-Agustino. Demasiado natural.

El padre de la criatura

Porque resulta que el teniente de navío Juan Chicharro Sánchez-Agustino…

Sigue leyendo aquí

………

Recuerda que puedes seguir ‘Un café al frente’ en directo a las 21:00 horas, de lunes a jueves en Twitter, Facebook, Twitch o Youtube; y los sábados, también a las 21:00 horas. Pero no solo puedes vernos en directo, sino que los videos estarán para cuando quieras 😉

¡Hazte mecenas en luisgonzalosegura.es/mecenazgo y ayúdanos a seguir!

Y síguenos en Youtube https://youtube.com/c/LuisGonzaloSegura1 y Twitch https://m.twitch.tv/luisgonzalosegura/home

DIFUNDE 🙏🙏🙏

………

Si consideras que esta información es relevante, difunde y apoya el mecenazgo que permite seguir informando de aquello que la mayoría de medios de comunicación españoles prefieren ignorar. Sin tu ayuda será imposible continuar — https://www.luisgonzalosegura.es/mecenazgo/.

……….

Si quieres saber más del mundo militar, aquí tienes las novelas Un paso al frente (2014) y Código rojo (2015) y los ensayos El libro negro del Ejército español (2017), En la guarida de la bestia (2019) y El Ejército de Vox (2020) — https://www.luisgonzalosegura.es/tienda/.

Las incómodas preguntas sobre la masacre de Bucha que Occidente prefiere no realizar

iMAGEN LIBRE DE DERECHOS DREAMSTIME

El suburbio de Bucha se sitúa al noroeste de Kiev, emparedado entre Irpín, otro suburbio, y Hostomel, la localidad en la que se sitúa el aeropuerto internacional de Antonov. Ocupa poco más de veinticinco kilómetros cuadrados y está habitada por unas treinta mil personas. Un distrito residencial de pequeñas calles rodeadas de viviendas en planta baja ajardinadas y valladas. Pero no es por ello por lo que se la conoce ni por lo que pasará a la historia. Bucha ha dejado de ser un suburbio, y, también, una localidad desconocida, al menos durante algunos años, aunque la mayoría no lo sitúen en el mapa. Bucha es, desde el fin de semana, una masacre.

Antes de cuestionar, quiero y debo aclarar que los autores de la matanza deben pagar por ello, sean quienes sean. Porque, al contrario que la mayoría de los occidentales, soy de los que considera que los derechos humanos no tienen idioma, nacionalidad ni bandera. Ni, por supuesto, estos tienen aplicación en función del lugar o el momento en el que se vulneren ni los intereses que se vean afectados. Por desgracia, como podrán comprobar con las siguientes cuestiones, creo que no es una corriente mayoritaria.

¿Y si Bucha estuviera en otra parte de Ucrania?

La primera pregunta que nos debe inquietar en este caso es qué habría pasado y qué pasaría en el caso de que Bucha estuviera en otra parte de Ucrania. Más allá de lo obvio, que la masacre no habría tenido la misma repercusión en los medios de comunicación occidentales, lo que nos debe alertar en cuanto al silencio en los medios occidentales de lo perpetrado por tropas ucranianas, sobre todo las paramilitares, cabría cuestionarse si se hubiera producido un movimiento internacional para juzgar a Volodímir Zelenski como criminal de guerra.

Si pensamos en lo ocurrido en Odesa, no parece que ello pudiera ser posible. El 2 de mayo de 2014 casi cincuenta personas fueron quemadas vivas en Odesa por ultraderechistas ucranianos sin que los cuerpos policiales ucranianos hicieran nada al respecto. El episodio no conmocionó a Occidente ni requirió de mayor interés mediático que cualquier otro suceso acaecido en cualquier ciudad, pues los quemados eran prorrusos.

Es más, imaginen que esta u otra masacre fuera, en parte o en su totalidad, responsabilidad de Ucrania, ¿habría sanciones internacionales contra Ucrania? Porque en Bucha han sido asesinadas unas trescientas personas, aunque es pronto para saberlo y el número puede aumentar, pero en el Donbás han sido asesinadas miles de personas —las cifras oficiales arrojan un balance de 14.000 muertos—. ¿Por qué los trescientos muertos de Bucha son más impactantes e importantes que los 14.000 fallecidos del Donbás y se exigen unas consecuencias que se omiten para los responsables de los miles de muertos en el Donbás?

¿Y si Bucha estuviera en Yemen o en Somalia?

Obviamente, y nadie que tenga un mínimo de honorabilidad lo cuestionaría, la masacre de Bucha debe tener consecuencias penales para sus autores, sobre todo para dejar claro a todos los actores geopolíticos que la comunidad internacional no permite que semejantes acciones, crueles y atroces, queden impunes, siendo indiferente el lugar y el momento en el que se perpetren. Pero ¿no deberían ser juzgados también los países europeos por su venta de armas a Arabia Saudí o Emiratos Árabes Unidos para bombardear Yemen, donde ya han fallecido más de 377.000 personas y los desplazados, enfermos y hambrientos se cuentan por decenas de millones? ¿No deberían ser juzgados los dirigentes sauditas, y sancionados sus países, por sus bombardeos en colegios, hospitales, mercados o autobuses escolares como el que provocó la muerte de casi medio centenar de menores en agosto de 2018 en Yemen? ¿No deberían ser juzgados los norteamericanos por sus bombardeos en Somalia durante los últimos cinco años, algunos contra civiles?

Porque, si bien los aliados norteamericanos en Oriente Próximo han provocado casi cuatrocientas mil muertes en Yemen, un estudio publicado por Airwars asevera que, entre 2001 y 2021, los Estados Unidos asesinaron a más de 22.000 civiles en más de 100.000 ataques aéreos, incluyendo drones. Una cifra que podría llegar a 48.000 personas asesinadas.

Sin embargo, que los norteamericanos hayan dejado casi cincuenta mil cadáveres en las últimas décadas en ataques aéreos; además de los fallecidos en Irak o Afganistán, como mínimo dos millones de forma directa y varios millones más de forma indirecta; y los, ya mencionados, casi cuatrocientos mil fallecidos en Yemen, no parece que sea un crimen para los países occidentales, sus medios de comunicación o sus políticos. Ni mucho menos merece de sanción o reproche alguno. Es más, los países europeos incluso venden las armas necesarias para que se perpetren estas matanzas y los líderes responsables de semejantes atrocidades se pasean orgullosos por el mundo occidental. 

¿Y si Bucha estuviera en Irak o Afganistán?

La ya fallecida Madeleine Albright, secretaria de Estado de los EE. UU. entre 1997 y 2001, aseveró que mereció la pena que fallecieran medio millón de niños en Irak debido a las sanciones norteamericanas contra el país. Fue en 1996, cuando la periodista Lesley Stahl le cuestionó a Albright por ello: “Hemos escuchado que medio millón de niños han muerto, más de los que murieron en Hiroshima. ¿Merece la pena pagar este precio?”. Su respuesta fue nítida: “Creo que es una elección muy difícil, pero, creemos que merece la pena pagar”. Los casi quince años de embargo a Irak acabaron con la vida de 1,7 millones de iraquíes, incluyendo a niños, ancianos y mujeres.

Sin embargo, no solo no falleció estigmatizada, sino todo lo contrario, fue glorificada en todo momento. Valga como ejemplo el tuit que le dedicó el actual presidente español, Pedro Sánchez, el pasado 23 de marzo:

“Gran tristeza por el fallecimiento de Madeleine Albright. Primera mujer Secretaria de Estado de los EE.UU. e incansable defensora de la democracia. Dedicó gran parte de su vida a transmitir su inmenso conocimiento a las generaciones más jóvenes. Un sentido abrazo a su familia”.

¿Y si Bucha estuviera en Serbia?

Pero ni Madaleine Albright ni Irak son las únicas manchas que salpican a Occidente. El actual presidente norteamericano, Joe Biden, apoyó lo bombardeos de la OTAN en Serbia entre el 24 de marzo y el 10 de junio de 1999, los cuales dejaron 2.500 fallecidos —5.700 según fuentes serbias—, incluyendo 89 niños, y 12.500 heridos. Fueron unos bombardeos perpetrados con alevosía, pues acontecieron, como más tarde se supo, tras una tramposa propuesta occidental de paz. Tal fue su responsabilidad en los bombardeos que, en el año 2020, cuando se estaban dirimiendo el resultado electoral en Estados Unidos, Aleksander Vucic, presidente de Serbia, declaró que sus “relaciones personales son mejores con Biden que con Trump, pero sería más fácil con Trump, ya que no participó en el bombardeo de Serbia”. 

De hecho, la criminal participación de Joe Biden en los bombardeos de Serbia es algo más que un secreto a voces. En un vídeo recientemente difundido en las redes sociales, un Joe Biden mucho más joven afirma que “en aquel entonces sugerí bombardear Belgrado. Sugerí enviar pilotos estadounidenses y hacer explotar los puentes sobre el río Drina. Sugerí privarlos de sus reservas de petróleo”.

¿Por qué los asesinados en Bucha son más importantes que otros atroces crímenes cometidos en otros momentos y lugares?

¿Por qué todos esos millones de personas cruelmente asesinadas no tienen la misma atención mediática que los asesinados en Bucha? ¿Por qué los autores de semejantes masacres y sus países no son también criminalizados, perseguidos y sancionados?

………

Recuerda que puedes seguir ‘Un café al frente’ en directo a las 9:30 horas, de lunes a viernes en Twitter, Facebook, Twitch o Youtube; y ‘Falsísimo directo’, de lunes a jueves, a las 21:00 horas. Pero no solo puedes vernos en directo, sino que los videos estarán para cuando quieras 😉

¡Hazte mecenas en luisgonzalosegura.es/mecenazgo y ayúdanos a seguir!

Y síguenos en Youtube https://youtube.com/c/LuisGonzaloSegura1 y Twitch https://m.twitch.tv/luisgonzalosegura/home

DIFUNDE 🙏🙏🙏

………

Si consideras que esta información es relevante, difunde y apoya el mecenazgo que permite seguir informando de aquello que la mayoría de medios de comunicación españoles prefieren ignorar. Sin tu ayuda será imposible continuar — https://www.luisgonzalosegura.es/mecenazgo/.

……….

Si quieres saber más del mundo militar, aquí tienes las novelas Un paso al frente (2014) y Código rojo (2015) y los ensayos El libro negro del Ejército español (2017), En la guarida de la bestia (2019) y El Ejército de Vox (2020) — https://www.luisgonzalosegura.es/tienda/.